Comprar online VS en la tienda física

Aunque cada vez hay más y más gente que se anima a hacer sus compras online, todavía hay muchas personas que prefieren ir a la tienda física. Si existe esta diversidad de opinión es porque cada método tiene sus ventajas e inconvenientes, que te explico a continuación.

Las expectativas sobre el producto

Comprar online le da pleno control al consumidor sobre lo que quieren comprar y dónde, pero el producto en cuestión es el motivo más importante por el que se decide a comprar online o en persona. Tal y como explica el psicólogo del consumidor Phillip Graves en The Chicago Tribune, los consumidores tienden a comprar online los artículos familiares que pertenecen a una marca con buena reputación y cuya calidad pueden predecir fácilmente.

Distinto esfuerzo, mismas expectativas

Cuando el consumidor compra en persona, esperan obtener algo extra a cambio del tiempo, dinero y esfuerzo que pierden en llegar a la tienda.

Esta recompensa puede ser el trato personal o la ayuda del vendedor. Es realmente un lujo salir de la tienda con exactmente aquello que buscabas.

Por lo contrario, la compra online requiere mucho menos esfuerzo. Aunque las expectativas del consumidor no tienen por qué ser muy diferentes. Normalmente lo que busca el usuario es transparencia en los niveles de inventario, la facilidad para encontrar el mejor precio, las opiniones de otros usuarios y las ofertas.

al comprar en la tienda física cuentas con la ayuda de un vendedor

El valor emocional de comprar

Comprar es más que simplemente consumir. También tiene que ver pasar tiempo con amigos, la manera en que te percibes a ti mismo físicamente por un momento, etc. Estas son cosas que no se experimentan con la compra online y que puede ser  lo que incline a algunos consumidores hacia las compras online.