10 formas de ahorrar mientras compras online

Comprar desde casa ofrece comodidad y conveniencia, pero mucha gente no puede ahorrar dinero porque no conocen las mejores páginas. En este mundo moderno, la gente no tiene tiempo para ir físicamente de una tienda a otra debido al horario de trabajo. Comprar online no tiene porqué resultar más caro siempre y cuando seas inteligente en tus compras. Sólo tienes que saber qué buscar. Este artículo le mostrará algunas de las formas más inteligentes de ahorrar dinero.

Hay un montón de consejos publicados en diferentes sitios web. No todos ellos ayudan a ahorrar dinero. Hay un montón de tiendas en línea donde a pesar de sus esfuerzos es posible que con el tiempo pasar más. Aquí hay algunos puntos clave que realmente le pueden ahorrar dinero mientras que compra en línea.

Es importante saber ahorrar en tus compras online

Tener un correo especial sólo para compras online

Es muy útil crear una dirección de correo electrónico separado, sólo para las compras. Los comercios online con frecuencia envían descuentos, ofertas, y cupones. Si usted tiene una dirección separada, siempre estarás listo para ir de compras. Con una compra determinada en mente, puede buscar rápidamente a través de la bandeja de entrada y agarrar el cupón que necesita. No hay nada peor que ser bombardeado con correos de descuentos cuando lo que buscas es responder un correo importante.

Investigar sobre el producto

La investigación sobre el producto que desea comprar es importante y le ahorra dinero. Es bueno darse una vuelta por internet para ver si puede obtener un mejor precio por el mismo producto en otro lugar. Con esta investigación, sabrás que está recibiendo la mejor oferta que hay.

El PVR

Una de las maneras más inteligentes de ahorrar dinero online es conocer el precio original, antes del descuento. El error que muchas personas cometen aquí es comprobarlo entrando a la tienda manualmente. La mejor manera de seguir el precio es crear una cuenta con un sitio web que ofrezca este servicio. Crea una cuenta en un sitio como Shoptagr, a continuación, guarda las botas que te gustan en tu lista de artículos deseados. El sistema te avisará por correo electrónico cuando baje el precio.

Compra en el momento adecuado

Otro error que algunas personas cometen es ir de compras en el momento equivocado. Es crucial saber el momento adecuado para ir de compras con el fin de ahorrar dinero. Los proveedores saben cuando los clientes compran, y adaptan sus precios en consecuencia. La mayoría de la gente compra los domingos, por lo que los precios suelen aumentar cuando se acerca el fin de semana. Las mejores gangas se producen a principios de la semana, por lo tanto, lo mejor es hacer que las compras en online martes o el miércoles para conseguir las mejores ofertas. Si quieres saber cuándo es el mejor momento para comprar tecnología, pincha aquí.

Comprar en en una sola tienda

Una de las tácticas de consumo más inteligentes es hacer todas tus compras en una sola tienda si tienes que comprar varias cosas. De esta manera es más probable que puedas aprovechar las ofertas. También te puede permitir ahorrarte los gastos de envío, al ser una compra mayor.

Dejar Productos en tu Carrito

Poner un artículo en tu cesta le permite a la tienda saber que tienes interés en un artículo. Al salir de forma intencionada dejando el artículo en tu carro por unos días, la tienda comienza a entrar en pánico. En lugar de perder la venta, a menudo envían ofertas de descuento para llegar a finalizar su compra. Dejando a un artículo en su cesta es también una buena manera de evitar perder dinero en las compras impulsivas. Vuelve dentro de un día o dos y ver lo mal que, como para el minorista, quiere que la venta.

Solicitar un reembolso

Puede ser muy molesto comprar un producto a precio completo y encontrarlo rebajado al día siguiente. En algunos casos, puedes pedir cambiar el producto y que te reembolsen de esta manera la diferencia.

Negociar con Servicio al Cliente

Muchas empresas están dispuestas a hacer válido cualquier cupón, incluso si está caducado. Un cupón caducado puede ser una oportunidad para ti, sólo tienes que ponerte en contacto con el servicio al cliente y negociar con ellos. Si no tienes ningún cupón todavía, entonces pregunta si hay algún tipo de descuento disponible en los artículos que te interesan.

Utilizar Códigos promocionales

Los días de recorte de cupones de revistas y periódicos ya pasaron, pero eso no significa que ya no existan los cupones! Hoy en día, los cupones se presentan en forma de claves que se introducen al crear una compra en línea. Aunque a veces los comerciantes te envian estos códigos, el mejor lugar para encontrarlos es un sitio web promocional. Con el fin de evitar la búsqueda sin fin, elegir un sitio que ofrece descuentos en muchas tiendas diferentes, para encontrar los que usted desee.

Hacer uso de cupones sabiamente

Si tienes varios cupones para la misma tienda, asegúrate de usarlos de la manera que te permita ahorrar más dinero. Siempre es mejor usar un cupón de descuento de porcentaje antes que de dinero.

25 maneras de ahorrar comprando ropa

La ropa es divertida, expresiva, y … cara. Si tu armario está a punto de reventar, pero tu cartera está vacía, aquí te dejo 25 formas de ahorrar dinero cuando tienes que comprar ropa nueva y aprovechar al máximo lo que ya posees.

Comprar ropa interior barata

Si vas a comprar ropa interior para llevar debajo del jersey cuando hace frío – como camisetas de tirantes o de manga larga – no te molestes en comprarla de marca. Nadie va a verlo, y probablemente no te va a durar mucho tiempo – las camisetas interiores siempre se ensucian más. Deja las marcas para las prendas que realmente se vean.

Compra ropa fuera de temporada

Sabemos que es mucho más atractivo comprar cosas de pretemporada. Cuando hace un frío que pela, comprar un vestido de verano ligero hace sentir que la primavera está a la vuelta de la esquina. Pero si compras siempre para lo que viene, estarás pagando el precio máximo de venta al por menor. Si compras para la temporada actual, obtendrás un precio mucho mejor.

compra ropa fuera de temporada

Compra un traje de baño bueno

Cuando se está preparando para unas vacaciones, es tentador cargar con un montón de bañadores baratos. Sin embargo, todas esas cosas baratas te van a terminar costando más a largo plazo. No sólo estás comprando más de lo mismo, para empezar, también se van a estropear pronto y los vas a tener que cambiar. En lugar de eso, gástate el dinero en uno realmente bueno, un traje de baño bien hecho y que te vaya a durar. Una vez que lo hayas usado, enjuágalo o sumérgelo en agua fría del grifo para eliminar la loción, crema solar, y otros aceites, que pueden dañar el color y la tela. A continuación, deja secar al aire. Con un bueno cuidado, puedes gastar el mismo bañador durante 3 o más años. No te imaginas llevando el mismo bañador durante tres años? Entonces elige uno negro básico con el que es difícil equivocarse.

Evitar los outlets

Poder ahorrar hasta un 50% está bien verdad? Pero las tiendas que tienen este tipo de descuentos suelen ser prendas de la temporada pasada que no se venden (por lo general por una razón, como un color poco favorecedor, mala fabricación, o mala calidad).

Evitar las modas pasajeras

Todas las tendencias tienen su momento, pero una vez que ha pasado, lo más probable es que ya no vuelvas a usar esa ropa. A pesar de que hay tiendas que venden ropa trendy muy barata, lo más probable es que te termine saliendo caro a la larga, puesto que tendrás que renovar tu armario con más frecuencia. En lugar de caer en la moda rápida, compra sólo artículos de moda que realmente te gusten y que encajen con su estilo.

Amplíe tus opciones con los accesorios

Haz que tu fondo de armario tenga más vida con accesorios de baratos – piensa collares, pulseras, cinturones y pañuelos que combinen con la ropa que ya tienes. Especialmente si tu armario está lleno de ropa aburrida para trabajar, algunos accesorios te aportarán un look más divertido y casual. Esto no es sólo para las mujeres, los hombres también pueden transformar su aspecto con calcetines y corbatas estampadas o diferente de colores.

No tengas miedo de las manualidades

No, no estamos diciendo que tengas que hacer tu propia ropa – que es más difícil de lo que parece. Por lo contrario, sólo tienes que aprender algunos conceptos básicos de costura. Coser un botón en realidad es súper fácil, y puedes sustituir los botones de una camisa en vez de comprarte una nueva. Aburrido de una chaqueta de punto? Dale un poco de nueva vida cambiándole los botones. Si  posees o tienes acceso a una máquina de coser, aprende a hacer un dobladillo simple. Te puedes ahorrar en dobladillos en tus propios pantalones y jeans. Y esos pantalones tan maravillosos que arruinaste cuando caminabas por un charco? Puedes hacerles un dobladillo apra que queden como nuevos.

Utiliza aplicaciones de cupones

Existen aplicaciones para todo, y como era de esperar, hay un montón de grandes aplicaciones de cupones que pueden ayudarte a ahorrar dinero. Yowza es una aplicación gratuita, basada en la localización para Android y el IOS que le permite buscar los cupones en las tiendas de su zona.

Hazte amigo de un vendedor

Estás siempre de compras? Vale la pena conocer a uno de los vendedores. No sólo vas a obtener un mejor servicio (que nunca viene mal), sino que también vas a conseguir información sobre ventas y ofertas. Si hay un producto que amas, pero el precio es demasiado alto, puedes preguntar a tu vendedor si se va a rebajar.

Cuidado con la etiqueta de limpiar en seco

Si compras productos que necesitan limpiarse en seco, vas a seguir pagando por el producto aún despues de haberlo comprado. Dependiendo de la frecuencia con que necesitan limpieza, podrías gastarte 10€ extra cada mes. En lugar de eso, trata de encontrar ropa que tenga un aspecto elegante y pero que se pueda meter en la lavadora.

Compra sólo aquello que puedas pagar

Si no te lo puedes permitir, déjalo estar. Una manera de gastar menos es comprar sólo ropa con dinero en efectivo; entregar el billete físicamente hace que te dés cuenta de lo que estás gastando y de que lo sientas mucho más que si simplemente extiendes la tarjeta.

Guarda tu ropa con cuidado

Alarga la vida de la ropa que tienes cuidando correctamente de ella. Eso significa plegar los suéteres y camisetas correctamente, no guardarlos hechos una bola. También hay otras prendas que será mejor si los cuelgas de perchas, como las chaquetas o los pantalones de traje.

Cuenta hasta tres antes de comprar

Si estás pensando en comprar algo – un bolso de mano, una camisa nueva, lo que sea – antes de entregar tu tarjeta de crédito, proponte el reto de hacer una lista rápida de las tres razones para comprarlo. (No puede ser porque lo quiero, lo quiero, y lo quiero.) Piensa en tres prendas de tu armario con las que puedes combinarlo, o tres próximas ocasiones en las que lo vas ap oder utilizar. Si no las encuentras, no lo compres.

No hagas caso a las rebajas flash

Las rebajas flash conducen a compras locas, llenas de adrenalina. Las tiendas te atraen en diciéndote que vas a recibir grandes descuentos en productos de diseño – y sí, es una gran caída de los precios – pero en el calor de una venta flash es probable que no tomes decisiones inteligentes.

Sé un buscador de gangas

Las tiendas normalmente ponen los artículos más caros en el centro, y en especial en las boutiques de alta gama. Camina por los bordes de las tienda, y mantén los ojos bien abiertos para ofertas. Las tiendas colocan cuidadosamente los artículos para tratar de animarte a gastar dinero , por lo que los elementos con mayor descuento son los más difíciles de encontrar.

Cómo ahorrar comprando ropa

Comprar ropa es divertido, sobre todo si vas con amigas. Desafortunadamente, también puede resultar caro. Por eso te dejo algunos consejos para evitar que gastes demasiado.

Compra la ropa online

Comprar online es mucho mejor que en la tienda física porque te permite decidir con tranquilidad lo que realmente necesitas. También te permite utilizar algunos filtros, por ejemplo para ver los artículos más baratos en primer lugar, lo que puede ser una gran ventaja.

Evita los outlets

Los outlets pueden parecer una ganga porque puedes encontrar ropa de marca rebajada a mitad de precio o más. Sin embargo, la ropa de los outlets es ropa que no se vendió en la tienda normal, así que probablemente no sea ropa muy bonita o sea de peor calidad.

Alquila ropa para las ocasiones especiales

Una buena opción es alquilar la ropa para ocasiones especiales como bodas, graduaciones o cenas de gala. Hay muchas tiendas que se dedican a esto, así que lo tendrás muy fácil.

Haz una lista de lo que necesitas

Planear la compra es siempre una muy buena opción. Mira tu armario. Apunta lo que te hace falta o lo que te gustaría renovar y, cuando vayas de compras, no compres nada que no esté en esa lista.

Compra al final de la temporada

Cuando compras ropa de pre-temporada, estás pagando el precio máximo. Comprar al final de temporada puede ser un poco frustrande poque tendrás que esperar un tiempo para poder estrenar la ropa, pero te garantizas conseguir esa ropa a un precio mucho más económico aprovechando las rebajas.

Compra ropa de calidad

Lo barato acaba saliendo caro. Es mucho más recomendable adquirir ropa de calidad que vayas a poder utilizar durante varios años que tener que gastar dinero cada año renovando la ropa que se ha estropeado.

Reclama un descuento si la prenda tiene un defecto

Si ves alguna prenda en la tienda que tiene algún defecto y sólo queda un ejemplar, no dudes en pedir un descuento. Normalmente, en estos casos suelen aplicar un 10%.

Busca cupones

Incluso cuando no es período de rebajas, las tiendas tienen cupones disponibles, sobre todo en la página web. Te recomiendo que visites páginas que se dedican a recopilar los mejores descuentos de una gran variedad de tiendas. Pueden ser cupones de maquillge con kiko o perfume’s club, e incluso de ropa con forever 21 y amazon.

Evita las tarjetas de crédito

Cuando usas la tarjeta de crédito, es probable que no seas consciente de lo que realmente estás gastando. En lugar de eso, te recomiendo utilizar dinero en efectivo. Extender un billete cuesta mucho más que simplemente dar la tarjeta.